Uso del refuerzo positivo en el adiestramiento canino

Uso del refuerzo positivo en el adiestramiento canino
1 de Aug de 2017   /   En:

Una de los métodos preferidos por nuestros adiestradores caninos de Vizcaya para mejorar el aprendizaje de los perros es el refuerzo positivo.

En lo que respecta al mundo perruno, es muy importante reconocer que el aprendizaje es un proceso adaptativo. Es decir, los perros usan el aprendizaje para adaptarse frente a los cambios del entorno. Como bien explican nuestros adiestradores caninos de Vizcaya, cuando se da un cambio en el entorno, el can llevará a cabo una respuesta a modo psicológico o a través de un cambio conductual.

Esto no quiere decir que todas las respuestas van a depender del aprendizaje, pues algunas serán instintivas o debidas al lugar donde se encuentren. Sin embargo, es claro que los comportamientos del perro se verán fortalecidos por la repetición y debilitados por la falta de uso.

El refuerzo como método de aprendizaje

Existen dos tipos de refuerzo, explican nuestros adiestradores caninos de Vizcaya. Por un lado están el refuerzo positivo y, en el lado contrario, el refuerzo negativo. 

Cuando se habla de refuerzo negativo en el adiestramiento de perros, se hace referencia al hecho de eliminar algo que sea malo para que, de ese modo, aumente la probabilidad de que el comportamiento deseado durante el adiestramiento aumente de nuevo, afirman nuestros educadores caninos de Vizcaya.  

El refuerzo positivo en el adiestramiento

El refuerzo positivo es uno de los métodos más empleados en la educación canina. El método es sencillo. Dicha técnica consiste en dar al perro algo que sirva como recompensa para que, en un futuro, repita el mismo comportamiento. Un ejemplo de refuerzo positivo es dar al perro una galleta después de que se siente tras habérselo pedido nosotros. Es decir, damos al perro la recompensa que él desea cuando hace aquello que pedimos. La recompensa más típica que suele usarse en este tipo de métodos de adiestramiento canino es la comida. 

Nuestros adiestradores caninos de Vizcaya recomiendan el uso de este tipo de método, sobre todo cuando no se tiene experiencia previa en educación canina, pues permite que el adiestramiento sea divertido tanto para el dueño como para el perro, lo cual hará que ambos disfrutéis del aprendizaje y aumente las probabilidades de éxito.

Además, nuestros adiestradores caninos de Vizcaya nos recuerdan que no debe pasar mucho tiempo entre la acción y la recompensa, de este modo nuestro buen amigo canino asociará bien la orden y la recompensa. 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.